Saltar al contenido
Piercing y Tatuajes

Tatuajes feos y muy mal hechos ¡Para salir corriendo!

Hay tatuajes feos, pero feos, feos, de esos que te provocan desde una sonrisa maliciosa hasta una carcajada, y piensas ¿Pero qué se le pasaba por la cabeza? Muchas veces estos tatuajes cutres son el resultado de la falta de gusto del cliente (las minoría), que quiere hacerse algo bizarro y extraño y otras son tatuajes mal hechos por culpa del “tatuador” que en un acto temerario convence a alguien para tatuarle.

Un tatuador es un profesional, hace una obra de arte y de diseño, cuando buscas un tatuaje barato, suele ser un tattoo cutre y mal hecho. Piensa que nadie trabaja gratis, que los tatuadores son profesionales y tienen una formación que no tiene cualquiera. Tatúate por un tatuador, no por un colega con ganas de hacerte una broma de mal gusto.

Tatuajes mal hechos, la falta de profesionalidad

Da lo mismo si es un tatuaje enorme o un tatuaje pequeño y sencillo, si tratas de ahorrar a costa de la calidad de tu tatuaje, lo más seguro es que termines teniendo un garabato en la piel. Los tatuajes mal hechos que hemos ido encontrando por aquí y por allí circulan por la red a modo de chascarrillo, de burla o incluso de arma arrojadiza para determinados medios anti tatuaje que los usan bajo titulares sensacionalistas del tipo “Razones por las que no deberías tatuarte” ¿te suena?

tatuajes feos

En este portal sobre piercing y tattoos tratamos de poner ambas disciplinas en el lugar que corresponde, ya no sólo en cuanto a la aceptación social, sino al reconocimiento y el valor artístico que supone una buena pieza de ingeniería microdermal o un tatuaje de un nombre hecho a mano y que baila perfectamente con la piel. Eso es el tatuaje y el piercing, si no lo valoras y sólo te importa racanear, prepárate para un tatuaje mal hecho.

tatuajes fail

La falta de profesionalidad viene de muchos intrusos en el mundo del tatuaje. Auténticos pirados que no son tatuadores, no tienen el talento ni la formación necesarias, pero se hacen con unas bobinas y unas agujas en internet, ponen un anuncio de tattoo barato y tatuan a todo primo que se presta, le cobran un “módico precio” y se ganan un sueldo en un garaje o en la parte de atrás de una furgoneta (hechos verídicos) Esta historia siempre termina con tatuajes horrorosos en el mejor de los casos y alguna que otra infección en el peor de ellos.

tatuajes cutres

Esto que te contamos, no es el guión de una nueva serie de Vince Gilligan, son hechos que todos hemos podido ver en alguna ocasión, eso de… “tengo un amigo, que tiene un vecino que hace tatuajes” no suele ser buena idea.

¿Cuál es el precio de un tatuaje?

Es una buena pregunta, y no tiene una respuesta específica. DEPENDE, depende del tatuador, del país, del estudio, depende de muchísimas cosas. Cada artista trabaja con unas tarifas, lo que sí es 100% seguro es que un buen tatuaje no es sinónimo de low cost. El tatuaje es arte, si tratas de racanear y buscar un tatuaje barato, obtendrás un resultado mediocre y un tatuaje mal hecho.

La mayoría de los estudios cobran una tarifa mínima, independientemente del tatuaje, y a partir de ahí en base al tamaño de tu pieza se te hace un presupuesto.

tatuajes mal hechos

Ten en cuenta que tu tatuaje es una pieza de diseño, se hace para ti y para nadie más; y eso se cobra, además los tatuadores están aplicando en tu piel muchas horas y muchos años de práctica. Cada pinchazo bajo tu dermis con precisión y profesionalidad es el resultado de muchos años de trabajo. ¿Crees que eso puede ser algo a no tener en cuenta?

Los tatuajes baratos son sinónimo de tatuajes cutres

En el arte del tatuaje, como en la vida, el la calidad se paga. Si no tienes esto presente entre tus principios, es mejor que no te tatúes. Todos en la vida hemos sido aprendices de algo (o lo somos todavía) en muchos aspectos, y hay que ser honesto, no quiere decir que no te dejes tatuar por un aprendiz ¡Ojo! No tiene que ver con eso, se trata de que el tatuador, aprendiz o experto, sea tatuador de verdad, no un espabilado con cuatro agujas. Muchos aprendices se encargan de atender los trabajos más sencillos que entran a un estudio, esto les va dando experiencia, el aprendiz de hoy es el gran tatuador de mañana.

Tatuajes feos y muy mal hechos ¡Para salir corriendo!